Tintura de ajo como medicamento

15:42


Desde largas generaciones, es conocido el efecto curativo del zumo de ajo para muchas dolencias.
La tintura de ajo hace disminuir en corto tiempo la tensión arterial.
Hace desaparecer las angustias y palpitaciones del corazón a los cardíacos. Activa el funcionamiento del hígado.
Cura hemorroides y varices. Ejerce una influencia benéfica en el aparato digestivo. Corrige especialmente el extreñimiento.
Ataca al ácido úrico, aliviando las molestias y dolores en las articulaciones y músculos, dolores conocidos bajo la denominación reuma, gota ciática.
ELABORACION DE LA TINTURA:
Se les quita la piel a unos cuarenta dientes de ajo bien sanos, se cortan en pequeños pedazos y se colocan dentro de un frasco de vidrio, se cubre de alcohol fino, se tapa el frasco y se deja todo en maceración unos quince días, agitando cada día el contenido. Transcurrido dicho tiempo, se filtra y queda listo para su uso.
DOSIS: se toman de quince a veinte gotas por día, antes de cada comida, mezcladas con medio vaso de agua natural.
Al cabo de un mes se descansa unos diez días y luego se repite nuevamente la dosis un mes más.

También te gustará

0 comentarios

Últimas entradas