Coxinhas de pollo (Brasil)

domingo, mayo 17, 2020


Coxinhas de pollo,
Coxinha,  un aperitivo típico creado en Brasil, quiere decir "muslito" y su origen proviene de Sao Paolo aunque reconocido en todos los estados de Brasil e incluso en Portugal.
Cuenta la escritora Nadir Cavasin en su libro Histórias  e Receitas, que el conde D´Eu y la princesa Isabel tenían un hijo con discapacidad y por eso el pequeño vivía recluido. Sin embargo, el niño se deleitaba con grandes manjares y su plato favorito eran los muslitos de pollo. Un día el cocinero no encontró muslitos y optó por hervir el pollo, deshilacharlo y envolverlo en masa de harina dándole forma de muslito. Para que la forma se conservara, lo rebozó y lo puso a freír. El pequeño quedó deleitado con la nueva forma de preparar los muslitos de pollo, así que la emperatriz pidió la receta al cocinero, convirtiendo las "coxinhas" en un plato para la nobleza.
Ingredientes:
380 gr. de caldo de pollo
230 gr. de harina cernida
300 gr. de pollo cocido desmenuzado
1 cebolla
1 taza de tomate frito
perejil picado
30 gr. de mantequilla
pimienta molida
1 cucharadita de pimentón ahumado
1 pizca de tomillo
Pan rallado
1 huevo batido
Método de elaboración:
En un cazo con agua, colocamos el pollo con unos trozos de puerro, zanahoria y apio y sal.
Cuando empiece a hervir, echamos la pechuga de pollo y dejamos que hierva unos 15-20 minutos.
Retiramos la pechuga. Dejamos enfriar y colamos el caldo. Desmenuzamos el pollo con las manos y reservamos.
Echamos el caldo en un cazo y añadimos 30 gr. de mantequilla. Cuando esté integrada al caldo, añadimos la harina cernida y removemos constantemente hasta que se separe de las paredes.
Sacamos a un recipiente y dejamos enfriar.
Colocamos una sartén al fuego con una cucharada de aceite. Cortamos la cebolla pequeña y sofreímos con una pizca de sal. Cuando esté blandita, añadimos el tomate, pimienta, tomillo y dejamos reducir. Añadimos el perejil picado, el pimentón ahumado y mezclamos bien.
Hacemos porciones con la masa de unos 30-35 gr. cada una
Cogemos una porción y la ponemos en la palma de la mano. Apretamos con un dedo y hacemos un hueco apartando hacia los lados un poco la masa para dejarla más fina y abrir bien el hueco.
Rellenamos con una cucharadita del sofrito con el pollo  y cerramos el saquito dándole forma.
Continuamos con el resto de masa de la misma forma.
Pasamos las porciones por huevo y después por pan rallado y freímos en abundante aceite.
Sacamos sobre papel absorvente y servimos bien calientes con una salsa de tomate picante o con cualquiera de vuestro agrado.

NOTA: Podéis añadirle un pellizco de queso una vez colocado el sofrito encima del mismo que le dará un toque más cremoso.

También te gustará

0 comentarios

Últimas entradas